15 de junio de 2010

El idioma correspondiente

Cuando se trata de aprender y enseñar un idioma extranjero, pocas palabras nunca bastan, aunque el entendedor sea bueno:

Las pruebas de las especialidades de idiomas modernos en los Cuerpos de Profesores de Educación Secundaria y de Profesores de Escuelas Oficiales de Idiomas se desarrollarán en el idioma correspondiente. Asimismo, las pruebas escrita y oral de la especialidad de idioma extranjero en el Cuerpo de Maestros deberán realizarse al menos en parte, en el idioma de referencia, en la forma en que determinen las convocatorias.
---Artículo 26.3 del Real Decreto 850/1993, de 4 de junio, por el que se regula el ingreso y la adquisición de especialidades en los Cuerpos de Funcionarios Docentes a que se refiere la Ley Orgánica 1/1990, de 3 de octubre, de Ordenación General del Sistema Educativo.

2 comentarios :

Dpto dijo...

Aunque este Real Decreto es de 1993, las pruebas para ser profesor en las EE.OO.II. (y en nuestro caso de Lengua Árabe) se venían realizando, que yo sepa, ya en "el idioma correspondiente" al menos desde 1986 (que fue la mía) si no antes.
Y aunque se te entiende perfectamente, conviene, una vez más, hacer visibles las preguntas: ¿y a niveles (supuestamente) superiores de docencia?, ¿porqué no?, ¿para cuando?, ¿quién no lo está promoviendo?... por si algún día alguien se despierta y decide dignificar la "Enseñanza Superior"
Aram

Abu Ilyás dijo...

Gracias por el dato, Aram. Estaría bien saber desde qué fecha se realizan los exámenes en "el idioma correspondiente". El problema del árabe en la universidad es que el entorno, a diferencia de lo que sucede en las EE.OO.II., no es favorable: legalmente no parece haber manera de evaluar (siquiera en caso de duda razonable) la competencia comunicativa de los candidatos a una plaza. Si el ridículum "dice que saben", es que saben. Pero no nos engañemos: el mayor obstáculo es que dicha competencia no forma parte en absoluto del código deontológico del gremio y que este último, por lo tanto, carece de los necesarios filtros internos para "apartar" a quienes no la tienen. Así se da la paradoja, p. ej., de que, en la práctica, trae más cuenta saber transcribir el árabe en caracteres latinos que saber hablarlo, como decía en otra parte.

Publicar un comentario

No se permiten comentarios anónimos. El autor del blog se reserva el derecho a rechazar cualquier comentario que considere inadecuado, aunque no por ello se hace responsable de las opiniones vertidas por terceros en los admitidos y publicados.

Si lo desea, también puede dejar su comentario en la página del blog en Facebook.