29 de julio de 2011

L'àrab planteja problemes


Carregant vídeo...

"Ja l'àrab planteja problemes. El problema és que ni el doctor Samsó ni jo sabem àrab, ni cap del món". Lo decía Juan Vernet, catedrático de Lengua y Literatura Árabe de la Universidad de Barcelona, fallecido el pasado 23 de julio, en el minuto 12:12 de esta entrevista grabada en febrero, y como ejemplo ponía la dificultad de unos traductores para enfrentarse al "llenguatge tècnic de la història de la ciència" en un curso impartido por él en el Institut du Monde Arabe de París, refiriéndose un poco más adelante a la suya propia para seguir un discurso de Gadafi (القذافي) en la televisión. "Era prou curiós", reflexiona a partir del minuto 13:10. "No l'entenia i l'entenia, perquè ell parlava àrab clàssic, però [...] passava a l'àrab dialectal, i en comptes de التي deia اللي i altres coses per l'estil".

24 de julio de 2011

Naqhara 3.0

Más que una entrada habitual, éste es un aviso para quienes utilizan Naqhara: un teclado para Tavultesoft Keyman (en su antigua versión 5.0) que creé en 2002 y al que desde entonces le he hecho varios retoques, hasta ayer, en que lancé la versión 3.0.

Naqhara, de ahí su nombre (نقحرة), es una herramienta gratuita para insertar en Microsoft Windows los diacríticos que habitualmente emplean los arabistas para transliterar el árabe en caracteres latinos (un recurso oportuno a veces, pero del que se abusa también con excesiva frecuencia, en menoscabo de la grafía original) y, a diferencia de otros remedios caseros, independiente del programa y la tipografía que se empleen. El motivo de esta nueva versión ha sido, de hecho, corregir un defecto de diseño que afectaba a la inserción de estos caracteres en algunos contextos, provocando un retroceso del cursor y la eliminación, según el caso, de una o dos letras precedentes. Resuelto ya el problema, Naqhara puede emplearse, p. ej., para incluir sobre la marcha transcripciones en mensajes de correo electrónico, editores de texto plano, navegadores, etc.

Cuando me propuse distribuir Naqhara gratis et amore no lo hice, naturalmente, pensando en quienes abusan de la transcripción, sino en los que, por exigencias de diversa índole, se ven forzados a emplearla; y es muy probable que, de haber existido alguna alternativa, como después IBN JALDUN 1.0, de Miguel Á. Manzano, no me habría tomado la molestia, máxime cuando no falta quien en lugar de probar se siente, diríase, interpelado y en la necesidad imperiosa de hacerte partícipe, velis nolis, de las bondades de su fórmula magistral de macros, plantillas y fuentes trucadas de toda la vida, en una muestra de ufana y proselitista ignorancia que tanto recuerda a otra, la del árabe, endémica en el gremio. Pero un teclado así no existía, y como dicen en Marruecos, "tú haz el bien y duerme con la serpiente" («دير النية وبات مع الحية»), de modo que en 2002 comencé a distribuir una primera versión pública y gratuita de Naqhara, la 1.3.1 (dedicada ya «إلى كل من ضجر من كتابة العربية بغير خطها», por curarme en salud), a la que siguió la 1.3.2 para Arabismo.com, que fue hasta 2006, en que desapareció como tal, el portal de referencia "sobre la lengua árabe y el arabismo" en español.

"La mejor gente que hay es la que más beneficia a la gente" (القضاعي، مسند الشهاب، 771)
Entre las distintas versiones ha habido cambios importantes: las primeras, p. ej., requerían pulsar varias combinaciones de teclas; en la última, una sola tecla, inerte, pulsada una, dos o tres veces antes de la letra a la que se le va aplicar el diacrítico, conforme a una regla bastante intuitiva, genera el tipo deseado.

Huelga decir que, contando con un software adecuado como Keyman Developer (cuyo precio, todo sea dicho, se ha triplicado desde la versión 5) o el gratuito MSKLC y otros similares, crear teclados como Naqhara es relativamente sencillo y está al alcance de cualquiera con unos conocimientos mínimos de informática (que no es exactamente lo mismo que saber manejar un ordenador).

La versión 3.0 de Naqhara se encuentra disponible aquí. Pero recuerde: la transcripción puede desvirtuar el árabe. Transcriba con moderación.

22 de julio de 2011

Aisha

"Aïcha, Aïcha... yo te quiero" («عائشة، عائشة... أنا نبغيك») decía una canción de Cheb Khaled (الشاب خالد —últimamente Khaled a secas—), del mismo título, que aún resuena en mi cabeza.

13 de julio de 2011

The bulwark inward

Sin dejar el asunto del árabe marroquí, más conocido como la (o el) dariya (الدارجة, pronunciado الداريجة; darija en las transcripciones francesa e inglesa) y siguiendo la pista a Ahmed Reda Benchemsi (أحمد رضا بنشمسي), alguno de cuyos artículos en favor de su oficialización citaba de pasada en la entrada anterior, he llegado hasta The Program on Arab Reform and Democracy de la Stanford University, creado por el célebre "príncipe rojo" Moulay Hicham El Alaoui (مولاي هشام العلوي), primo del actual rey de Marruecos, y donde Benchemsi, tras años ejerciendo de enfant terrible de la prensa marroquí, es ahora "visiting scholar", quién sabe si a raíz de este "reportage exclusif" sobre el día a día del príncipe y su familia en EE. UU., que firma y publica en TelQuel en diciembre de 2010, y en el que no falta la referencia lingüística (p. 36): "Même dans le New Jersey", destaca el enviado especial, "la famille princière se fait un point d'honneur à parler en darija, et tient à reproduire tous les rites traditionnelles qu'elle pratiquait au Maroc", subrayándose además el carácter de "musulman assidu" del príncipe, que ocupa un puesto de investigador en dicho programa, y cuya percepción de la diglosia árabe viene expuesta en su artículo "No Picnic: The Dynamics of Culture in the Contemporary Arab World", del que una primera versión apareció, en francés, en Le Monde diplomatique de agosto de 2010, y que me parece interesante citar in extenso (p. 3-5):
What is occurring in the Arab and Muslim world, then, is a kind of schizophrenic lived experience: in private, one regularly consumes the culturally profane -- via television, videos, the Internet, and popular literature, or in carefully segmented and reserved semi-public spaces; at the same time, in public, one is careful to proclaim one's Muslim identity, avoids going to a movie theater, and perhaps makes a show of religiosity by attending the mosque, sporting a beard, or wearing the veil. [...]

1 de julio de 2011

Mamderrejinch


  1. ف ها الاستفتاء ما غاديش نمشي نصوت حيث ها الدستور ما كيعنيناش، ما كيهضرش علينا وكيضمن المصالح غير ديال الشفارة.
  2. كومسيون د الدستور ما كتمثل الشعب: الناس اللي فيها هوما اللي شحال هادي كانوا كيصغروا تزوير الانتخابات.
  3. الدستور خرجوه بطريقة غير ديمقراطية وفوق ذاك الشيء بغاونا نصوتوا بنعم بلا ما نناقشوه، بلا ما نفهموه وبلا ما نشوفوا القضايا اللي كتهمنا وسطه.
  4. الدستور اللي غ يخرج منا غادي يخرج علينا وما عمره ما غ يقول لينا حقوقنا وهاد النهار الاستفتاء اللي غ يغشنا فيه احنا ما عندنا ما نديروا به.
  5. [يتكلم بالأمازيغية.] 
  6. الأحزاب شحال هادي كتكذب علينا خذات الملايير باش تقول لك صوت بنعم والناس اللي كتدعوا للمقاطعة كيضربوهم، كيقمعوهم.
  7. سواء أن صوتنا بنعم، سواء أن صوتنا بلا، صوتنا غير مسموع. واجبنا أن نضطرهم للعودة لهيئة منتخبة من الشعب تسود الدستور. لنحتج، لنحتل الشوارع، لنتظاهر... و«ما مفاكينش»!
La pregunta ya se la hacía maître Ibn Kafka en su blog hace unos días: ¿qué pensar del proyecto de reforma constitucional de Marruecos? Y su respuesta aparecía publicada antes de ayer: "un gâchis royal".